martes, 7 de octubre de 2014

Hay que relativizar.

¿Piensas en cuando nuestras emociones eran inocentes? No transcendían de la corta memoria de los peces, la concentración con la que se mostraban hacia que fueran tan intensas que dolieran, un dolor ridículo visto con perspectiva dada la poca entidad que tiene ahora su recuerdo, un ritmo rápido aun en los días mas desganados, que nos mantenía en vilo hablando de su aparente trascendencia. 

Inocente no es la palabra correcta para referirse a ellas, porque a veces estaban repletas de malicia, y de matices que se alejan del todo de la idea infantil que transmite esa palabra. Puede que quisiera simplemente decir, ¿recuerdas cuando eras feliz?, no feliz como esa idea complicada que engancha a tantos lectores de libros de autoayuda, o la que motiva sesudas conversaciones, que son absurdamente importantes (para nosotros, claro), cuando solo tienen como fin ser un acompañamiento a esa creencia de que somos mejor por cuestionarnoslo todo (¡ojo!), sino feliz como de cuando te divertías, simple y llanamente, de cuando nuestro día a día era turbulento y nos lo pasábamos realmente bien


Somos elefante y serpiente semejante
Devendra Banhart, Carmensita. 

miércoles, 4 de junio de 2014

Ofensivo.

Que perniciosa, dolorosa, abrasadora eres desde lejos. Raspas, rascas. Duele. De cerca no había perspectiva y ahora esta totalmente alterada. Lo que mas me molesta son tus adornos, porque quiero pensar que no son mas que eso. No dudo que tendrás millones de cosas verdaderas, pero eso son solo adornos. Y te quedan mal, desprenden desde lejos un olor tan nauseabundo como para que lo este oliendo ahora mismo. Me molesta(s/n) pero eso es solo un problema mio.

Estáis todos ahí.

martes, 3 de junio de 2014

martes, 1 de abril de 2014

Peripatético.

Algunos de mis recuerdos mas coloridos están llenos de personas que ya no me quieren. No es tan terrible como puede parecer, o tan patético, porque a muchas tampoco las quiero yo, es mas he dejado de querer incluso a muchas de las que si creen que me quieren, pero yo sé que no mucho, o no de verdad. Pero sea como fuere no ha pasado por todas tanto tiempo como para que las haya olvidado y es que a mi me importa todo mucho.

Así pues todo lo que voy a escribir a continuación es como de suma importancia, ¿O no? Reconozco que para mi si. Entiendasé "De suma importancia" como expresión neutra. Todas las emociones que os han podido producir (Si es que os provoca alguna) son las vuestras porque yo no me he pronunciado al respecto.

"Están vacíos y se creen repletos de amor".
"No estoy a su altura, ¿Cómo sabéis tanto? ¿Cómo es que sois tan amigos? ¿Por qué todo ocurre sin mi?".
"No me quieren".
"Que cobarde, que culpable".
"Necesito algo mas, y nadie me lo da". 
"Me han olvidado".
"No me entienden".
"¿Qué hago mal?, ¿Por qué se alejan?".
"No es que les desprecie por considerarles menos, es que ¿Cómo confiar en ellos, si son miserables, ridículos, inmaduros, menos bohemios e interesantes que yo, que la gente a la que admiro, a las que me quiero parecer, a la que imito, o simplemente a las personas que he elegido como amigas?". 
"¿De verdad tengo explicar todo lo que hago? He decidido ir por mi lado, ¡Respétame!".
"Son relaciones falsas, carentes de sentido, no quiero formar parte de ellas, no me gustan, me han decepcionado, me han apartado, me han excluido y me han hecho sentir mal". 
"Es que YO no me quejo, YO si que estoy mal y no me quejo, es que YO no tengo porque aguantar esto, es que lo mio es distinto, es mas grave, es mas serio, requiere mas atención y YO no la exijo".
"Puede que no salga de esto, estoy mal, no tengo fuerzas, ¿Qué puedo hacer para salir de esto? [...] ¡Ah! Si, ya, ya me dijiste lo mismo las ultimas veces que hemos hablado pero me da igual, no lo oigo con el ruido de mis lamentos... Y es que puede que no salga de esto, estoy mal, no tengo fuerzas, ¿Qué puedo hacer para salir de esto? [...]".
"No, no es eso que tu dices, no me estoy justificando, ni explicando, no tengo porque, no me importan, en realidad no me afecta, eres tu quien has preguntado."

Será un placer contar mi historia. 





jueves, 2 de enero de 2014

Un día en el mundo.

Fechas de tocar, besar, abrazar, querer así como mucho, añorar, de vuelta a las cámaras analógicas (por favor que no pese una maldición) requiebros, sorteando muertos en el armario, agachando la cabeza, y levantándola. Intensidad, granate, rojo, verde, negro, choque. Splash, chapuzon, frío, cava. Por mucho que te ocultes no estarás ajena nunca. Una luz que va, apagándose sin mas. No eres quien para decirte que estas equivocada, ni eres tu quien te haga ver que esto no es una guerra. Pero si te das cuenta de que te quieren. Te vale y te da fuerzas. 


lunes, 23 de diciembre de 2013

Las orillas.

La vida se compone de engranajes. A encaja con B, y sino B no puede encajar con C, desde pequeñas nos los enseñan, átate los cordones, súbete la cremallera, abróchate el abrigo, a ese puzzle le falta una pieza (¡oh que lista eres que acabas el de mil! como prueba definitiva de tu coeficiente intelectual), juntas dos extremos, los acercas y encuentran su lugar. El mecanismo de tus relaciones hace click, click, click, click, con una cadencia sorda. Esa pieza que te sobra al principio te calienta la mano, mientras le das vueltas a la idea de rearmarlo todo, pero al final con un giro de muñeca te has desecho de ella, y solo queda un rastro de olor a metal. Se rompió. 

Soy un animal lleno de deseo, soy un animal que por ti me muero. Y al anocher, cuando el sol se va, persiguiéndote, yo me iré detrás. Extraña forma de vivir, estar pensando siempre en ti, extraña forma de morir, vivir pensando en ti. Click,click, click,click. Algo se ha roto. Hoy voy a cantar las canciones de tu vida, para intentar que no te sientas perdida. Ritual de despedida. 

Y así quedan extrañas estructuras inservibles. Demasiadas piezas lanzadas al vacío. Hoy voy a escalarte por la cara noroeste para intentar esta vez no caerme.

La cara noroeste. McENROE.